La psicología clínica favorece el que podamos hacer frente a gran cantidad de problemas y situaciones cotidianas. Ayuda a gestionar las emociones y a mantener una actitud óptima ante lo que nos vamos encontrando en lo largo de la vida. LA psicoterapia es el proceso por medio del cual un psicólogo clínico analiza y después propone técnicas y herramientas para alcanzar los objetivos psicológicos de cada persona.

La psicoterapia puede hacerse de manera presencial, pero también puede ser muy útil la terapia por videoconferencia.

No todos los métodos de psicoterapia son compatibles con los métodos online, el psicoanálisis por ejemplo no encajaría en este marco. Sin embargo, la terapia cognitivo-conductual sí se puede aplicar por videocoferencia. Este tipo de terapia se centra evaluar los síntomas y objetivos de la persona, para después proponer tareas y conceptos que puedan ser aplicados fuera del tiempo de consulta. La metodología de este tipo de psicoterapia varía menos si es presencial u online.

terapia online

Las razones por las que atendemos a personas por videoconferencia en nuestro centro son variadas. Los problemas tienen relación con niveles de ansiedad, somatizaciones, ánimo bajo, sensación de desgaste a la hora de afrontar la rutina laboral, problemas en relaciones de pareja, obsesiones… Hace unos años, era mucho más complicado optar por este tipo de ayuda, pero hoy gracias aplicaciones como Skype, Hangout o FaceTime, nos resulta muy sencillo optar por ellas.

Por medio de programas de mensajería tipo Whatsapp o Telegram podemos mantener contacto con nuestros pacientes y monitorizar los avances conseguidos entre sesiones. Además nos sirve para enviar los materiales trabajados durante las sesiones, creando un historial de trabajo  de la psicoterapia que puede consultarse siempre que se necesite.

Pros y contras de la terapia presencial y online

Si se puede elegir, yo creo que es mejor la terapia presencial. El psicólogo y el paciente tiene mucha más información del otro si no hay cámaras por el medio. Aun así en el caso en el que no se dispone de un especialista cerca para tratar un determinado problema, puede tener mucho beneficio una sesión por medio de Skype con un psicólogo clínico.

Tener la posibilidad de recibir terapia en el idioma nativo, suele ser también una buena razón para optar por la videoconferencia. De nuevo, el beneficio puede compensar las pequeñas carencias de una psicoterapia online.

Las sesiones individuales nos permiten captar bastante información a los terapeutas a la hora de conocer las características de nuestros pacientes. Por el contrario, las sesiones por videoconferencia de pareja son más complicadas ya que nos perdemos algo más de información de la que se pierde en las individuales. El plano de observación es más distante al tener que alejarse para interactuar con el terapeuta, en el caso de estar en la misma habitación, y si fuera el caso de hacer videoconferencia a tres, cuesta más la gestión del turno de palabra y la observación de las reacciones de cada uno ante lo que se está hablando. Por esta razón, si es posible, mejor sesiones presenciales de pareja, aunque en el caso de no encontrar de otro modo la ayuda de un psicólogo de pareja, merece la pena recibir tratamiento online.

Procedimiento habitual para coordinar las sesiones online

Lo primero es acordar el programa de videoconferencia más cómodo para cada persona, Skype, Hangout, WhatsApp y FaceTime son los más habituales.

La coordinación de citas se suele hacer por medio del teléfono móvil y el envío de mensajes por Whatsapp, telegram o similares. El correo electrónico puede hacer esta función también.

videoconferencia

Horario, puntualidad y funcionamiento de las sesiones online

Las sesiones suelen tener una duración de 50 minutos. Casi siempre citamos en horas en punto: las 18, las 19… aunque hacemos lo posible por ser puntuales, lo normal es que iniciemos la sesión con un margen de unos 10 minutos. De ese modo podemos acabar las sesiones anteriores con comodidad y permitirnos un breve receso entre sesiones.

Monitorización de sesiones, resumen de tareas propuestas para el tiempo entre sesiones, conceptos tratados en consulta y recordatorio de citas. Normalmente compartimos material creado en documentos de texto, o por medio de fotografías a los materiales que se trabajan durante la sesión con el psicoterapeuta.

El pago de las sesiones se realiza por transferencia bancaria o Paypal antes de cada sesión.

Psicólogo en español y psicólogo de España

En el caso concreto de los expatriados o emigrantes que tienen como lengua materna el castellano, es frecuente que nos soliciten consulta al preferir un psicólogo español y en concreto que tenga una forma de expresarse lo más afín posible a sus referencias culturales, giros verbales… De esta forma el hecho de que sea un psicólogo de España el que le atienda favorece la comunicación y el alcanzar las metas propuestas para su psicoterapia.