4.7
(3)

Entre las disfunciones sexuales, la anorgasmia femenina está dentro de las más frecuentes. En casi todas las encuestas que aparecen en los medios de comunicación podemos observar como cuando se habla de la calidad de las relaciones sexuales, un alto porcentaje de mujeres informan de que no tienen orgasmos en sus relaciones sexuales o que estos son muy infrecuentes. Las investigaciones realizadas sobre el tema señalan, que efectivamente, existe entre un 35%-45% de mujeres que no llegan a sentir un orgasmo durante las relaciones con su pareja.

 

Un 35%-45% de las mujeres que no llegan a sentir un orgasmo durante las relaciones con su pareja

 

El problema de la disfunción orgásmica, se definiría como la dificultad o imposibilidad para alcanzar el orgasmo después de conseguir un nivel de excitación adecuado. La mujer suele plantear que no tiene problemas para excitarse, pero que llegado el punto máximo pierde el nivel de excitación, o no consigue “dar el salto” La frustración posterior suele generar estados de ánimo bajo y a medio y largo plazo, pérdida del apetito sexual.

 

anorgasmia

 

Sobre el orgasmo

Hay mucho desacuerdo en considerar a la incapacidad de conseguir un orgasmo en el coito como una disfunción o no, ya que si la mujer es capaz de llegar al orgasmo mediante estimulación manual del clítoris o la interacción oral-genital, junto a que su pareja esté satisfecha y realizada, no hay porque hablar de disfunción orgásmica. Se puede disfrutar del placer de la sexualidad y del coito sin que haya orgasmo.

¿Disfrutar sin orgasmo?

Hay variaciones en la respuesta orgásmicas de las mujeres: algunas pueden conseguir el orgasmo sólo con fantasías eróticas, sin necesidad de estimulación física, es poco frecuente. Otras mujeres necesitan estimulación física junto con fantasías. Otras necesitan más impulsos rítmicos durante el coito. Otras, durante el coito necesitan la estimulación del clítoris y otras solo alcanzan el orgasmo mediante la estimulación del clítoris ya sea de manera bucal, manual o directa.

Hay un gran número de mujeres que necesitan una estimulación suplementaria para poder conseguir el orgasmo el coito o fuera del coito. Hay muchas personas que piensan que un buen orgasmo es el que se consigue con el contacto del pene con la vagina, este es un grave error que hace que se estimule poco a la mujer y así le sea muy difícil conseguir el orgasmo.

Hay tres factores importantes entre la relación coito y orgasmo femenino:

  1. La estimulación del clítoris es importante, incluso diríamos imprescindible para que la mujer consiga un orgasmo.
  2. La intensidad de la estimulación del clítoris varia mucho según la actividad sexual, es más intensa manualmente que en el coito que es mucho más suave no siendo suficiente para provocar el orgasmo.
  3. Es que la cantidad de estimulación del clítoris depende no solo de la mujer sino también de las circunstancias

pide una cita

 

Causas de la anorgasmia

La causa de la anorgasmia hay que buscarla casi siempre en cómo la mujer valora el acto sexual y en las experiencias sexuales anteriores. La pérdida de autocontrol, el miedo a “dejarse ir” tiene como resultado la inhibición involuntaria del reflejo orgásmico. El problema se vuelve tan automático que la mujer no puede alcanzar el clímax aun cuando ella ame a su pareja, esté calmada, sea estimulada sexualmente y desee experimentar el orgasmo.

En muchos casos la mujer puede optar por fingir el orgasmo para evitar conflictos con la pareja. Esta situación generará al cabo del tiempo una perdida de interés por la relación sexual, puesto que no aporta nada satisfactorio para la mujer. Además es importante recordar que para un 60% de las mujeres es bastante complicado alcanzar el orgasmo sólo a través del coito, por lo que si no existen estimulaciones alternativas, la situación se complica.

Los problemas de comunicación pueden en estos casos llegar a generar una ruptura en la pareja. Será fundamental poder hablar de cuales son los momentos más adecuados, que tipo de estimulación previa prefiere la mujer y no olvidar la importancia de participar activamente en la relación sexual, expresando con el cuerpo, las palabras o de la manera que se nos ocurra, nuestras sensaciones. De esta forma se evita el “rol de espectador” tan común en las mujeres con este problema. Si se está más pendiente de la otra persona que de las propias sensaciones es difícil llegar al clímax.

 

Causas físicas más frecuentes

La mayoría de las veces la anorgasmia tiene una causa psicológica, siendo tan solo un 5% de los casos los que se podrían explicar por causas físicas. Entre las más destacables estarían:

  • Efectos directos e indirectos de las enfermedades físicas.
    • Efectos relacionados directamente con enfermedades físicas y operaciones quirúrgicas (mastectomías, extirpación de ovarios, etc).
    • Enfermedades crónicas como la diabetes.
    • Alcoholismo.
    • Trastornos neurológicos.
    • Déficits hormonales, desgarros, e infecciones .
    • Efectos de algunos fármacos y/o drogas

 

Algunos de los medicamentos que tomamos con normalidad, sedantes, antihistamínicos y antihipertensivos pueden interferir en la respuesta de excitación sexual y provocar dificultades para alcanzar el orgasmo. Es importante conocer esta información para no atribuir la falta de orgasmo en una relación a otros factores personales o de la pareja.

En el caso de las sustancias tóxicas como alcohol, marihuana, cocaína, éxtasis, etc. no debemos dejarnos engañar por los efectos positivos que algunas personas describen. En el ejemplo del alcohol es común la creencia de que parece desinhibirnos, y aunque a pequeñas dosis puede ser así, el aumento del consumo provoca una interferencia importante en la respuesta sexual.

 

anorgasmia

 

Causas psicológicas de la anorgasmia

En lo que a las causas psicológicas se refiere, podemos señalar algunas que suelen encontrarse en gran parte de las disfunciones sexuales:

  • Ansiedad durante la relación para estar a la altura, poder disfrutar…
  • Ignorancia y errores sexuales
  • Baja autoestima
  • Actitudes negativas en relación con el sexo
  • Circunstancias adversas (económicas, sociales, familiares, etc)

 

Podemos señalar tres factores integradores de todos estos elementos a la hora de explicar la causa de una anorgasmia son:

  • Ansiedad o angustias asociada a las interacciones sexuales
  • Habilidades de comunicación y conductas sexuales
  • Adopción del “rol de espectador”

Tratamiento de la anorgasmia

La relación sexual está compuesta de varias fases, hay que destacar que existen más causas por las que no se experimentan sensaciones placenteras u orgásmicas en la mujer, pero casi con seguridad el problema habrá que encontrarlo en los primeros momentos de la relación: deseo y excitación. Así por ejemplo, la tristeza generará una falta de deseo y por lo tanto afectará al resto de las fases.

El objetivo que se persigue en un tratamiento psicoterapéutico es liberar a la mujer del control excesivo tanto en lo referente a la relación sexual como en general en el resto de las áreas de la vida, al mismo tiempo se busca analizar posibles sentimientos de culpa o vergüenza relacionados con el coito, la masturbación o el sexo en general. Se enseña o entrena a la paciente a focalizar su atención en las sensaciones asociadas a la excitación sexual. En un primer momento se pretende que la mujer consiga un orgasmo mediante masturbación gracias a la estimulación clitorídea, sola, con su pareja y posteriormente por medio del coito.

La información sexual recibida y las creencias establecidas entorno a las relaciones sexuales, pueden influir notablemente en los trastornos sexuales.

 

Estrategias dentro del tratamiento psicológico de la anorgasmia

En general el tratamiento de la anorgasmia es buscando el orgasmo:

  1. A solas  (masturbación).
  2. por estímulo del clítoris en presencia de la pareja.
  3. Durante el coito.

anorgasmia tratamiento

 

Masturbación

El principio esencial para lograr el orgasmo es: llevar la estimulación al máximo y la inhibición al mínimo. Por eso es muy importante que la mujer se estimule todo lo que pueda sin limite de tiempo y sin presión por parte de la pareja.Es importante liberarla de la culpa y de la vergüenza que suele dar con la masturbación.

Las mujeres que nunca han tenido un orgasmo sienten miedo por la experiencia e incluso suelen anticipar algún miedo por si  creen que pueden llegar a perder el control de si mismas, volverse locas, me haré daño… Todos estos tipos de miedo se deben a la educación en la infancia.Hay que trabajar con la paciente todos estos miedos ya que esto limita la capacidad de dejarse llevar.

Y con respecto a la culpa es importante también trabajarla en consulta ya que ésta junto con los miedos son los que interfieren en la posibilidad de conseguir un orgasmo.

Los sentimientos de culpa pueden frenar el disfrute

Hay que explicarle a la paciente lo que es un orgasmo:  “es como un estornudo pero mucho más placentero, el placer que produce varía , unas veces es una gran experiencia y otras veces una agradable sensación se producen una serie de contracciones de los músculos vaginales .No se preocupe cuando la tensión sexual alcance lo máximo se producirán una serie de contracciones y no tendrá duda de si tiene o no un orgasmo.Unas veces le apetecerá mover la pelvis adelante y atrás y otras veces preferirá quedarse quieta.Nunca se llega a perder la conciencia ni el control”.

La duración de la masturbación para conseguir el orgasmo es muy variada hasta de una hora en algunas pacientes, existen algunos trucos que facilitan la descarga eléctrica algunas mujeres prefieren mover activamente las caderas y otras quedarse quietas.

Todas estas técnicas facilitan el orgasmo, probablemente porque distraen a la mujer de sus tendencias inhibitorias .Lo mejor es una fantasía sexual.

Conseguir que la mujer llegue al orgasmo a través de la masturbación es un gran éxito, si antes no ha conseguido llegar a tenerlo, pero esto no lo es todo en el tratamiento.

anorgasmia tratamiento

Con la pareja

Lo que hay que hacer después de conseguirlo a solas es tener un orgasmo en presencia de su pareja. Esto es más difícil, porque aunque estar con una pareja es más excitante que a solas también produce mucha más ansiedad. Aparecen pensamientos como ¿será capaz alcanzar el orgasmo? ¿Y si se cansa el de tocarme y se aburre? ¡Otras mujeres tardan menos que yo!

Hay distintas técnicas para lograr este paso. Primero se pide a la pareja hacer el amor de forme habitual, una vez que el hombre ya ha conseguido su orgasmo, empezará a estimular manualmente a la mujer la cual tiene que utilizar el mismo método mental que le ayudó a alcanzar el orgasmo a solas. Tiene que contraer los músculos y respirar jadeando dejándose llevar por todas las fantasías que se le vengan a la cabeza. Se consigue así el orgasmo. Cada vez le costaré menos y necesitará distraerse menos con sus fantasías.

Otras veces  se sugiere la masturbación en presencia de la pareja, esto es si la mujer es muy lenta. Las parejas liberales no ponen problema pero si hay mujeres que se sienten avergonzadas y piensan sus parejas las van a rechazar si se masturban en su presencia. Y realmente algunas parejas se asustan aunque estas son las menos. Pero en la mayoría la pareja no se sorprende sino todo lo contrario se excita, es una de las fantasías sexuales preferidas de los hombres.

Las mujeres con un umbral orgásmico bajo pueden alcanzar el clímax solo con el coito, pero otra gran mayoría necesitan un estimulo del clítoris más intenso que el del coito.

La maniobra del puente, pautas y entrenamiento

La combinación de la estimulación del clítoris y el coito es esencial para alcanzar el orgasmo. Esto recibe el nombre de “maniobra del puente”. Está indicada para las mujeres que consiguen orgasmos pero no en el coito a pesar de desearlo. Anorgasmia.

La mayor parte de las mujeres que son anorgásmicas en el coito pero orgásmicas en presencia del estímulo clitórico pueden llegar a conseguir el orgasmo si son estimuladas al mismo tiempo que el pene se encuentra en la vagina. Muchas mujeres les encanta este tipo de técnicas que le producen estos estímulos ya que la experiencia orgásmica con el pene erecto en la vagina en el momento del orgasmo es muy satisfactoria.

Pero el hecho de esta combinación puede ser pesado para la pareja. En cambio la maniobra del puente es diferente ya que se consigue proporcionar a la mujer estímulo clitórico hasta el momento inmediatamente anterior al orgasmo y hacer que los movimientos del coito pongan en acción el reflejo orgásmico.

Se dice así el “puente” entre estímulo del clítoris y el coito. La estimulación del clítoris puede hacerlo el hombre o mujer es preferible la mujer porque antes se excitará y no estar pendiente de que el hombre se “canse”.

Existen diferentes posturas cómodas para la técnica. Lo importante es que la postura deje la posibilidad de el libre acceso a la mano que estimula el clítoris y la posibilidad de que las caderas de la mujer puedan moverse contra la sínfisis púbica del hombre. Hay que empezar a hacerlo cuando la mujer se ha excitado anteriormente.

Dos fuentes de sensaciones

Hay dos fuentes de sensaciones eróticas en la vagina: Las táctiles y las propioceptivas. Los dos tercios internos de la vagina  no poseen fibras táctiles pero la entrada y el tercio exterior son sumamente sensibles al contacto y la manipulación suave proporciona un gran placer a la mujer receptiva.

Las instrucciones para la maniobra del puente se pueden hacer de la siguiente manera: “Después de desarrollar un juego erótico para tener un nivel de excitación, hasta que usted (el hombre) logre una erección conveniente y usted (la mujer) se siente excitada y deseosa de la penetración, pasen a la penetración ambos estando en una postura lateral”, “mientras el hombre está dentro de ella muévase lentamente, apenas con el ritmo y profundidad que requiera para mantener la erección, si se para puede perderla pero no lo haga a un ritmo rápido

Entretanto, la mujer debe  estimularse el clítoris con el dedo, es necesario permitirse pensar en aquello que normalmente puede excitar. Cuando se comienza a sentir la proximidad del orgasmo, es neceario que interrumpa la masturbación y que comience a moverse activamente. Esta interrupción puede contener y no liberar el orgasmo. Esto es normal, no hay que preocuparse. Debe Mantenerse quieta con el pene dentro de la vagina masturbándose hasta estar cerca del orgasmo. Cuando se sienta cerca de conseguirlo, debe detener la masturbación, favorecer movimientos rápidos introduciendo y sacando el pene, presionando hacia él y contra él. Habrá que repetirlo varias veces antes de que funcione. Si es el hombre quien se encuentra muy excitado para aguantarse es bueno que continúe hasta el orgasmo. Es necesario que esta maniobra se repita en muchas ocasiones para obtener éxito.

Conclusión sobre la anorgasmia

Plantearse un tratamiento psicológico es sin duda la mejor alternativa para disfrutar de distinta forma de la relación sexual. Siendo realistas lo más difícil es empezar a hablar de ello, pero una vez se puede hablar de una forma natural y comienzan a producirse los primeros avances es un esfuerzo que merece realmente la pena.

 

 

¿De cuánta utilidad te ha parecido este contenido?

¡Haz clic en una estrella para puntuar!

Promedio de puntuación 4.7 / 5. Recuento de votos: 3

Hasta ahora, ¡no hay votos!. Sé el primero en puntuar este contenido.

Protocolo para evitar contagios en el centro

Pincha en el enlace para conocer como influye el coronavirus en las sesiones de terapia.

Conoce nuestro protocolo