Una evaluación psicológica es un proceso de recogida de información dirigida por un psicólogo especializado, por medio de diferentes técnicas y herramientas (test y entrevistas) creadas para este fin. La finalidad por la que se realiza el proceso de evaluación psicológica determina las pruebas y el posterior informe. Normalmente la evaluación aporta información sobre el funcionamiento y capacidades de la persona en determinadas áreas, y ayuda a predecir el comportamiento y funcionamiento en el futuro.

A menudo el objetivo de la evaluación psicológica es identificar posibles síntomas y/o realizar un diagnóstico. Al detectar diferentes síntomas, en ocasiones pueden agruparse en categorías o etiquetas diagnósticas. El psicodiagnóstico suele ser una herramienta de comunicación entre profesionales, pero normalmente no aporta suficiente información para el tratamiento clínico individualizado de cada persona. Las características relevantes y comunes en personas con el mismo psicodiagnóstico favorecen la identificación o el descarte de otros posibles síntomas.

 

Etapas de la evaluación psicologica:

  • Entrevista
  • Registros y observaciones
  • Test psicométricos

azor & asociados

 

La evaluación psicológica: la entrevista clínica

Una entrevista puede realizarse con distintas metodologías y con finalidades muy diferentes. El psicólogo recoge información sobre diferentes áreas. Por un lado los propios de la entrevista, y por otro los que provienen de preguntas como:

  • ¿Cómo habla la persona? ¿El ritmo, el tono, el volumen, es normal? ¿Cuál es su dominio del lenguaje?, ¿Su discurso es organizado?
  • ¿Tiene una actitud cooperativa? ¿Participa voluntariamente? ¿Cuál es el fin de la entrevista? ¿Dónde se realiza la entrevista?

 

Existen dos tipos de entrevistas, las estructuradas y las no estructuradas.

  • Estructurada: están diseñada para proporcionar un psicodiagnóstico por medio de una batería de preguntas del tipo “sí / no” o “sin duda / un poco / nada”, tienen un formato de elección forzada. Las entrevistas estructuradas utilizan preguntas cerradas, que requieren una respuesta predeterminada. Ejemplos de preguntas cerradas son: “Cuando empezó el problema? ¿Hubo algún factor determinte para sentirse así?… La entrevista cerrada es adecuada para la recopilación de información.
  • No estructurada: este tipo de entrevistas pueden ser menos estructuradas y permiten más libertad al evaluado sobre el tema y la dirección de la entrevista. Las entrevistas no estructuradas son más adecuadas para la recopilación de información general, y las entrevistas estructuradas para la recogida de información específica. Las entrevistas no estructuradas a menudo utilizan preguntas abiertas. Ejemplos de preguntas abiertas son “¿Qué pasaba en su vida cuando comenzó este problema? ¿Cómo se sintió entonces? ¿Cómo hizo esto todo?”.

Las entrevistas pueden ser utilizadas para fines clínicos (identificación de síntomas y posible psicodiagnóstico) o para fines de investigación.

 

La evaluación psicológica: registros y observaciones

A menudo, las observaciones del comportamiento son parte relevante de la evaluación psicológica. Preguntas que puede hacerse en entrevistador para la observación: ¿Cómo actúa?, ¿Está nervioso, tranquilo?, ¿Qué hace y no hace?, ¿Mantiene el contacto ocular?, ¿Cómo maneja la distancia corporal?, etc.

Los registros son herramientas organizadas de recogida de información. Sirven para ayudar a recoger datos relevantes sobre un síntoma o un problema, y ayudan al evaluador y evaluado a centrar la atención en detalles que den adecuada conciencia del problema y/o faciliten una futura intervención en psicoterapia.

 

evaluación psicológica

 

La evaluación psicológica: uso correcto de las pruebas y los baremos

Dentro de la evaluación psicológica una prueba psicométrica requiere un uso determinado:

  • Es necesario no olvidar los posibles errores propios de la recogida de información, y específicamente de cada prueba.
  • El mantenimiento de la integridad de los resultados de pruebas (tales como el uso correcto de puntos de corte)
  • Es deseable garantizar que las normas de cada prueba se trasmite de manera precisa y clara.
  • Debe devolverse la información recogida, orientando y explicando el significado de los resultados.
  • Poner siempre en contexto los datos obtenidos. No es aconsejable interpretar los resultados de un test sin tener en cuenta otros test y los datos de la entrevista.
  • La aplicación de test requiere un esfuerzo por parte del evaluado, es aconsejable no realizar una prueba psicométrica si no se ha determinado previamente su utilidad.

 

Una buena prueba psicometrica es fiable y válida.

  • La fiabilidad, se refiere a la consistencia de los resultados de la prueba psicometrica. Por ejemplo, el Cociente Intelectual no debe variar mucho de una semana a otra, la prueba de un test de inteligencia debe ser muy fiable. Sin embargo, un estado de ánimo es variable y se presupone que la medición no será muy fiable durante largos períodos de tiempo.
  • Validez, se refiere a si una prueba psicométrica mide lo que dice que mide.
  • Los baremos están diseñados para informar sobre el significado de un resultado, en relación con otros resultados de otras personas. La “muestra normativa” debe ser muy representativa de la muestra de personas que se les realizará la prueba.

Protocolo para evitar contagios en el centro

Pincha en el enlace para conocer como influye el coronavirus en las sesiones de terapia.

Conoce nuestro protocolo