5
(1)

Las llamadas nuevas tecnologías han dejado de ser “nuevas” desde hace ya algún tiempo. Ya muchas personas casi ni recuerdan cómo era la vida sin internet, o qué hacía cuando no tenía móvil, o cómo se relacionaba sin redes sociales. Aun así, muchas de estas tecnologías llevan con nosotros mucho tiempo, como la televisión. Pero la era digital ha hecho que estas tecnologías lleven el entretenimiento, el ocio y el placer a un nuevo nivel de disponibilidad y eficiencia.

Nuestros hijos ya son nativos digitales, es decir, han nacido y crecido con todas estas nuevas tecnologías disponibles. Esto tiene grandes ventajas para todo el mundo, pero desde hace unos años, muchos padres ven con preocupación el uso que hacen sus hijos de todas estas tecnologías y dispositivos, sobre todo por el tiempo que les suelen dedicar. Esto no tiene porqué ser algo malo ni derivar en problemas futuros necesariamente. Es útil entender en qué cosas nos debemos fijar para saber si es posible que exista un problema y poder prevenirlo o intervenir cuanto antes.

 

De afición a adicción con las nuevas tecnologías

No tiene nada de malo que nuestros hijos usen las redes sociales, utilicen el móvil o internet o vean la televisión, siempre y cuando no interfiera en sus obligaciones o en algún aspecto de su vida de forma significativa y negativa. Algunas señales de alarma pueden ser las siguientes:

  • Dormir muy poco: cuando nuestro hijo se priva de horas de sueño (menos de 5 horas diarias) por estar usando el móvil o internet.
  • El resto de actividades no importan: cuando estar jugando o usando el ordenador siempre está por encima del resto de cosas, como el contacto social con la familia o amigos, el estudio, las actividades extraescolares, etc.
  • Internet constantemente: cuando parece que siempre está pensando en internet, se enfada excesivamente cuando va lento o falla y siente la necesidad de estar siempre comprobando las redes sociales.
  • Cambios de conducta: como no ser capaz de reducir el tiempo de conexión, mentir sobre el tiempo que ha usado los dispositivos, aislarse socialmente, etc.
También te puede interesar:
4 mitos de los adolescentes sobre las drogas

Aunque estas señales no tienen por qué señalar necesariamente la existencia de una adicción, sí pueden ser síntomas de la necesidad de la intervención de un profesional.

 

nuevas tecnologías

 

Algunos consejos

Para conseguir prevenir estos posibles problemas con las nuevas tecnologías o llevarlos un poco mejor podemos hacer unas cuantas cosas:

  • Establecer, siempre de forma consensuada, el tiempo que van a estar conectados a internet o haciendo uso de cualquier dispositivo. También el tiempo de estudio o de ocio en general. Tenemos que tratar de no imponer directamente lo que nosotros queramos o lo que nos parezca bien. Aunque llegar a un consenso nos parezca insuficiente o no estemos del todo de acuerdo con el resultado, es mejor que nuestros hijos tengan la sensación de que han tomado parte y se les tiene en cuenta. En el futuro podremos hacer más cambios.
  • Toma interés por las actividades de tus hijos, como las redes sociales, internet, videojuegos, etc. Ellos mismos te pueden enseñar cómo funcionan, para qué sirven, qué ventajas tienen, etc. Entender mejor este tipo de actividades y la importancia que tienen para tus hijos te ayudará a comprender de qué forma deben o no deben utilizarse, si realmente hacen un uso excesivo o no, etc.
  • Pon el ordenador en una zona común de la casa, como el salón. Si no se pudiera, puedes intentar colocar la pantalla de forma que se vea desde la puerta de su habitación. Esto es para tratar de controlar mejor las actividades que hacen con ese dispositivo y qué contenidos ven.
  • Utiliza internet con tu hijo, ve vídeos en YouTube o conéctate a alguna red social con él. Conocerás mejor sus hábitos y podrás crear algo más de confianza. Sin embargo no debes traspasar el límite de su intimidad, ya que eso fomentará la desconfianza y la sensación de estar más bien vigilado. Aprovecha para crearos una cuenta cada uno en las redes sociales que le interesan.
  • Enséñales que deben tener cuidado con quién contactan o qué hacen en internet, y que por mucho que estés en tu casa, también puede ser peligroso. No deben dar sus datos personales a personas desconocidas ni ningún tipo de documento personal como fotos o vídeos. Un porcentaje significativo de menores reciben en internet mensajes o contenidos peligrosos, amenazantes o provocativos.
También te puede interesar:
Qué es egosintónico y egodistónico

 

 

¿De cuánta utilidad te ha parecido este contenido?

¡Haz clic en una estrella para puntuar!

Promedio de puntuación 5 / 5. Recuento de votos: 1

Hasta ahora, ¡no hay votos!. Sé el primero en puntuar este contenido.

Ya que has encontrado útil este contenido...

¡Sígueme en los medios sociales!

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies

Protocolo para evitar contagios en el centro

Pincha en el enlace para conocer como influye el coronavirus en las sesiones de terapia.

Conoce nuestro protocolo