Nos solicitan ayuda para ayudar a resolver muchos problemas por medio de Psicoterapia por videoconferencia:  ansiedad elevada, somatizaciones, ánimo bajo, malestar en el ámbito laboral, problemas en relaciones de pareja, preocupaciones, miedos, problemas de adaptación… Hace unos años, era mucho más complicado utilizar la videoconferencia para tratar problemas psicológicos, pero hoy gracias aplicaciones como Skype, Hangout o FaceTime, nos resulta muy sencillo conectarnos y trabajar aspectos clínicos e incluso forenses.

psicoterapia por videoconferencia

No todos los métodos de psicoterapia son compatibles con los métodos online, el psicoanálisis por ejemplo no encajaría en este marco. Sin embargo, la terapia cognitivo-conductual sí se puede aplicar por videoconferencia.  Evaluamos los síntomas y objetivos de cada persona, y desde allí proponemos ideas, conceptos y tareas que puedan ser aplicadas  fuera del tiempo de consulta. La metodología de este tipo de psicoterapia varía menos si es presencial u online.

Por medio de programas de mensajería tipo Whatsapp podemos mantener contacto con nuestros pacientes y monitorizar los avances conseguidos entre sesiones. Además nos sirve para enviar los materiales trabajados durante las sesiones, creando un historial de trabajo  en psicoterapia que puede consultarse siempre que se necesite. Simplemente fotografiando el papel en el que el psicólogo va plasmando ideas, gráficos y tareas, quedan fácilmente registradas. De este modo el aprendizaje es más rápido y se interioriza mejor.

Pros y contras de la psicoterapia online

Si se me pregunta qué es mejor, la terapia presencial o la psicoterapia por videoconferencia, claramente me quedo con la presencial. El psicólogo y el paciente tienen mucha más información de la persona si la comunicación se produce sin cámaras por el medio. Verse en presencialmente da información más fidedigna del lenguaje no verbal, del tono anímico, de la sensación de interés sobre lo que se habla… Aun así en el caso concreto de personas que no tienen a un especialista cerca para tratar un determinado problema, puede tener mucho beneficio una sesión por medio de Skype con un psicólogo clínico. A veces puede ser que se combinen ambos métodos.

Las sesiones individuales fluyen bastante bien  ya que es un único canal de información, sin embargo las sesiones de terapia de pareja por videoconferencia son más complicadas. La información se reparte en varias personas y es más complicado captar todos los matices. El plano de observación es más distante cuando la pareja está ante la misma cámara. En el caso de hacer videoconferencia a tres, cuesta más la gestión del turno de palabra y la observación de las reacciones de cada uno ante lo que se está hablando. Por esta razón, si es posible, es mejor que sean sesiones presenciales de pareja, aunque en el caso de no encontrar de otro modo la ayuda de un psicólogo de pareja, merece la pena recibir tratamiento online.

Procedimiento habitual para concertar la primera cita

Lo primero es acordar el programa de videoconferencia más cómodo para cada persona. Skype, Hangout, WhatsApp y FaceTime son los más habituales. Bien por teléfono ordinario o por medio de llamadas de whatsapp solemos contactar para concertar la primera cita.

La coordinación de citas se suele hacer por medio del teléfono móvil y el envío de mensajes por Whatsapp, telegram o similares. El correo electrónico puede hacer esta función también.

psicoterapia por videoconferencia

Horario, puntualidad y funcionamiento de las sesiones online

El horario está en función de la disponibilidad del terapeuta y el huso horario que tengan paciente y psicólogo. Las sesiones de psicoterapia por videoconferencia tienen una duración aproximada de unos 50 minutos. Casi siempre citamos en horas en punto: las 16, las 17 horas… Aunque hacemos lo posible por ser puntuales, lo normal es que iniciemos las sesiones con un margen de unos 5 ó 10 minutos de margen. De ese modo podemos acabar las sesiones anteriores con comodidad y permitirnos un breve descanso entre sesiones.

Las sesiones de terapia online se suelen realizar con tablet para favorecer el uso de la doble cámara. Podemos vernos cara a cara, y a de vez en cuando mostrar dibujos, esquemas e ideas que vamos plasmando en papel. De este modo es màs fácil transmitir ideas y conceptos. Normalmente un soporte visual ayuda a comprender mejor algunas ideas abstractas.

Después  de cada consulta enviamos un resumen de tareas propuestas para realizar hasta la siguiente sesión. También mandamos fotos de los esquemas, ideas y/o dibujos con las ideas tratadas en consulta. Añadimos también un recordatorio con la fecha de la siguiente sesión.

El pago de las sesiones se realiza por transferencia bancaria o Paypal antes de cada sesión.

Psicólogo clínico

Cada vez  recibimos más peticiones de cita para psicoterapia por videoconferencia de latinoamérica. México, Colombia, Argentina o Panamá son algunos de los países con los que más trabajamos. Las diferencias horarias de entre 4 y 8 horas menos con respecto a España, limitan normalmente nuestro trabajo a nuestro horario de tarde.

Psicólogo español para expatriados

Es frecuente que los expatriados o emigrantes españoles busquen terapia en su lengua materna. Sentir que tu psicólogo habla el mismo idioma y tiene una forma de expresarse parecida con las mismas referencias culturales y giros verbales ayuda a que fluya mejor la conversación. El hecho de que sea un psicólogo de España el que atienda por videoconferencia favorece alcanzar las metas que se proponen para la terapia.