El mobbing puede llegar a ser devastador para las personas que lo sufren. El principal problema que surge ante el mobbing es la dificultad para demostrar lo que está ocurriendo y sus efectos emocionales. Para ello hoy presentamos la primera herramienta forense que puede certificar su existencia y determina el impacto sobre la víctima. Nuestra herramienta es también capaz de detectar falsas acusaciones de acoso moral en el trabajo.

Hemos integrado tres disciplinas forenses para ofrecer esta herramienta: la psicología, la informática, y la criminología. HI-MOBB es la Herramienta de Investigación de Mobbing.

 

HI-MOBB: certificar el mobbing

Fernando Azor encabeza este proyecto integrador. Junto a él forenses informáticos, criminólogos y psicólogos forenses trabajan en equipo para construir esta herramienta forense y para demostrar la existencia o no de mobbing en cada caso. Con HI-MOBB los abogados ven facilitada su labor a la hora de esgrimir argumentos sólidos que soporten su demanda.

Certificar el mobbing, su existencia o ausencia es fundamental.

certificar el mobbing informe pericial psicológico

 

¿Qué hace HI-MOBB en una situación de mobbing?

  • Extracción segura y certificación de comunicaciones entre trabajador y empresa. En ordenadores, tabletas y teléfonos extraemos emails, WhatsApp, Skype o cualquier aplicación de mensajería.
  • Extracción y certificación de vídeos y audios tomados dentro del ámbito laboral.
  • Análisis forense de cualquier notificación o comunicación que se realice por escrito o audio.
  • Análisis forense de grabaciones realizadas en el ámbito laboral.  Hay que recordar que son admitidas como válidas en los juicios las grabaciones de audio o vídeo siempre que se traten temas laborales y la víctima sea la interlocutora. Son aptas para ser aportadas aunque la otra parte no sepa que está siendo grabada.
  • Análisis de los informes médicos y de las bajas que se han podido acumular a lo largo del tiempo de acoso.
  • Elaboración de un informe psicológico. En donde se determine el estado emocional de la víctima y en el que se incluya el análisis de otros informes y documentación aportada.
  • Asesoramiento para la declaración y apoyo a la víctima durante el proceso legal. El objetivo es ayudar a afrontar las declaraciones y vistas necesarias. Credibilidad de testimonio.

 

 

Sobre el mobbing

A principios de los 80, el psicólogo alemán Heinz Leymann, tomó prestado el concepto de mobbing del etólogo austriaco Konrand Lorenz. Desde ese momento se observó cómo se producían ciertos comportamientos de acoso en el contexto laboral muy similares a los que se producían entre algunos animales. El propio Leymann define el mobbing de este modo: «son acciones producidas durante un período de tiempo bastante corto o acciones hostiles consumadas, expresadas o manifestadas, por una o varias personas, hacia una tercera: el objetivo. El mobbing es un proceso de destrucción: se compone de una serie de actuaciones hostiles, que tomadas de forma aislada podrían parecer anodinas, pero cuya repetición constante tiene efectos perniciosos.” (Leymann, 1996)

Podemos hablar de tres tipos de mobbing: ascendente, cuando es del subordinado al jefe (muy raro); horizontal, entre compañeros (más frecuente y fuerte); y descendente, del jefe al subordinado (esto es llamado bossing).

El mobbing tiene como objetivo intimidar, apocar, reducir, aplanar, amedrentar y consumir, emocional e intelectualmente a la víctima, con vistas a eliminarla de la organización o a satisfacer la necesidad insaciable de agredir, controlar, y destruir que suele presentar el hostigador, que aprovecha la situación que le brinda la situación organizativa particular (reorganización, reducción de costes, burocratización, cambios vertiginosos, etc.) para canalizar una serie de impulsos y tendencias psicopáticas”. (Piñuel, 2001)

Una vez situado el problema problema debemos entender cómo se manifiesta este mobbing y qué efectos tiene sobre la víctima.

Conductas del acosador

  • Difundir rumores o información falsa.
  • Proponer tareas que son ambiguas, contradictorias, o que carecen de propósito.
  • Intentos de destruir o dañar a la persona, su autoestima y confianza.
  • Falsas insinuaciones, ataques a la dignidad de la persona, la integridad o la propia imagen.
  • Actos de humillación pública.
  • Constantes amenazas de despido o intimidación.
  • Reiteradas críticas o sarcasmos con comentarios negativos constantes.
  • Aislamiento sistemático de la persona.

Aquí puedes leer más sobre el mobbing

 

informe sobre mobbing hi-mobb

 

Efectos sobre la víctima

La sintomatología que presenta la víctima del acoso es muy diversa. Las principales alteraciones psicológicas que presenta el acosado son:

Dificultades de concentración y memoria, miedo acentuado y continuo, irritabilidad, ansiedad, sentimiento de amenaza, disminución de la autoestima, alteraciones del sueño, miedo al fracaso, somatizaciones múltiples, reacciones suspicaces e incluso paranoicas.

Certificar el mobbing es fundamental para ciertas demandas judiciales.

 

Falsas acusaciones de mobbing

Con frecuencia recibimos peticiones para defender a jefes, encargados o responsables de otras personas que han sido acusados de haber acosado o de ejercer un mobbing sobre alguna persona. Es muy importante detectar la existencia real de estas conductas. Recibir acusaciones falsas puede ser muy desgastante emocionalmente y es necesario analizar la situación, detectar o descartar su existencia. Con Hi-mobb es una tarea algo más sencilla. Sigue siendo una tarea complicada, es muy dependiente de cada caso, pero gracias a esta herramienta es algo más fácil conseguirlo.

Es muy importante a la hora de certificar el mobbing hacer un diagnóstico diferencial con una situación de conflicto. A veces se parecen ucho pero tiene implicaciones legales muy diferentes.

 

Informes con HI-MOBB

Nuestros informes periciales aúnan el trabajo de tres profesionales: el del psicólogo clínico/forense, el del criminólogo y el del informático forense. Integrar el criterio de los tres permite certificar la existencia de un mobbing.

 

mobbing hi-mobb