El área forense de PsicologodeCabecera.com incorpora profesionales con diferentes especialidades: psicólogos forenses y clínicos, neuropsicólogos, criminólogos y peritos informáticos.

Un informe pericial psicológico de PsicologodeCabecera.com ayuda a clientes y abogados a defender sus argumentos judiciales en diferentes casos.

Por medio de diferentes proyectos cada uno de nosotros llevamos más de 20 años de especialización. Fernando Azor, nuestro director, es socio fundador de Psicologoforense.com y GabinetedePsicologia.com. En este nuevo proyecto se integran las nuevas disciplinas forenses. En el caso de Silvia Vázquez, su labor a cargo de la sección de informática forense de la fiscalía de Chihuahua, ahora también como forense en Lazarus en Madrid, hace que seamos un equipo muy capaz de integrar información relevante para los casos que nos encomiendan nuestros clientes.

El hecho es que para que podamos dar información relevante a un abogado para la defensa de un caso, es vital que haya conclusiones concretas. Es necesario que se avalen de la forma más contundentemente posible los argumentos legales.

Por eso en casos de mobbing, además de la evaluación psicológica suele ser vital el análisis forense de las conversaciones por WhatsApp, correos electrónicos u otros medios de mensajería instantánea. Poder concretar frases relativas al acoso, o a la falta del mismo, según sea el caso, puede determinar el resultado final de un juicio. Nosotros denominamos a nuestra metodología de trabajo para el mobbing: Hi-mobb (Herramienta de Investigación del mobbing)

La psicología en concreto, y en general las ciencias forenses son subjetivas. Aun así, cuantos más datos se recogen y menos aspectos se dejan al azar, podemos ser capaces de ser más concretos en nuestras conclusiones. Esto siempre redunda en el beneficio del cliente y de los argumentos legales. No olvidemos que un perito es más que un simple testigo o un testigo experto. Peritaje psicológico forense

Un abogado debe conocer cómo utilizar la ayuda de un psicólogo forense para poder defender sus argumentos jurídicos. En este artículo se enumeran de forma breve y sistemática los indicadores que hacen necesaria la ayuda de un informe psicológico pericial, y qué irá detallado en cada caso.

Los informes periciales aportan objetividad y ayudan a que los argumentos que se usarán a lo largo del proceso jurídico queden constituidos como prueba. Si es necesario llegar a juicio aportan solidez y capacidad para demostrar los hechos. Son una ventaja estratégica ante la negociación entre partes.

Un peritaje psicológico forense ayuda a abogados y jueces a entender aspectos técnicos. Integra todos los datos que son necesario para comprender cada caso.

¿Para qué necesita un abogado un Informe pericial Psicológico?

  1. Mobbing, y en general situaciones de acoso como serían Bullying, y acoso sexual.
  2. Incapacidad permanente e Invalidez.
  3. Idoneidad parental y Régimen de custodia.
  4. Síndrome de Alienación parental (SAP)
  5. Imputabilidad
  6. Evaluación de estado y secuelas tras acontecimientos traumáticos. Baremación
  7. Acusación/defensa de delitos sexuales.
  8. Asesoramiento a clientes para hacer frente a las diferentes partes del proceso judicial y forense.
  9. Contrainformes

 

informes periciales psicológicos

Los jueces recurren al asesoramiento de los peritos psicólogos para valorar todo aquello que tenga que ver con las condiciones psicológicas de los implicados en un acto jurídico. Al perito psicólogo se le reconoce, gracias a la condición científica de su disciplina, la potestad de aportar información que certifique, entre otras cosas, la credibilidad del testigo.

Desde este punto de vista, los informes periciales psicológicos constituyen el medio para la valoración de un elemento de prueba, convirtiendo al psicólogo en un auxiliar, en materia psicológica, del juez. Así, el perito se ha ido introduciendo progresivamente en la Administración de Justicia, para ofrecer asesoramiento en las materias concernientes a la ciencia psicológica. De este modo, en el informe pericial, se valoran las circunstancias psicológicas de interés para el proceso judicial, sin que el perito en ningún momento deba  “entrometerse” en el ejercicio de las funciones propias del juez, ni sugiera tener ni aporte clase alguna de conocimiento jurídico, ya que así se desviaría del auténtico significado del informe pericial psicológico realizado. Peritaje psicológico forense