Desde los síntomas de ansiedad que bloquean, pasando por los miedos al volante, o las tristeza para hacer frente a las rutinas del día a día, nuestros pacientes nos piden ayuda para sentirse mejor y aprender nuevas maneras de hacer frente a las dificultades del día a día. En PsicologodeCabecera.com nos gusta ofrecer herramientas para entrenar a nuestros pacientes.

Somos conscientes de que no basta con teorizar y que es vital hacer tareas que ayuden a interiorizar los cambios. Sabemos que no basta con hacer una vez algo que funcione. Hay que repetirlo y confirmar que nos es de ayuda. El cerebro es tozudo, y necesita confirmar muchas veces que algo nuevo funciona y no hay nada peligroso escondido. La tranquilidad suele producirse como consecuencia de la repetición y la confirmación de que algo sirve. Nuestra psicoterapia en Tres Cantos enseña a resolver, pero también a mantener lo alcanzado. Está bien sentirse mejor, pero hay que conseguir ser capaz de aprender a identificar qué es lo que debemos hacer y lo que no ante una preocupación o malestar.

En las sesiones de psicoterapia en Tres Cantos utilizamos el modelo cognitivo-conductual están estructuradas en función del objetivo planteado para el tratamiento. Cada sesión se estructura con este fin. Con algunas personas resulta más difícil definir los problemas y las tareas para resolverlos, y a otras les ayuda a alcanzar más rápidamente sus objetivos terapéuticos. En función de lo que cada paciente busca en la psicología clínica, la terapia cognitivo-conductual ayuda a encontrar soluciones. Queremos ser tu psicólogo de cabecera.

Cómo es la psicoterapia en Tres Cantos

  • El psicólogo cognitivo conductual, analiza y desmenuza los síntomas y problemas para que sean más fácilmente observables para sus pacientes. Se sirve de test y de registros para identificar los patrones de pensamiento, las emociones, las sensaciones corporales y los comportamientos.
  • Se hace especial hincapié  en si las ideas y pensamientos son realistas o no.
  • El psicólogo cognitivo-conductual ayuda a encontrar la manera de cambiar pensamientos negativos y conductas improductivas.
  • Una vez se han identificado las áreas que es necesario modificar, el psicólogo pauta «tareas» y ejercicios entre sesiones para poner en práctica estos cambios en la vida cotidiana.
  • En cada sesión, el psicólogo clínico valora con su paciente cómo ha ido desde la sesión anterior. El objetivo es afinar la utilidad de las pautas y facilitar la interiorización.

Medicación, fármacos

La medicación en ocasiones se combina con la psicoterapia cognitivo conductual. Una idea  que podría explicar en pocas palabras cuándo es necesario un fármaco y cuando no, estando en terapia, podría ser la siguiente: «la persona que solicita tratamiento ha de tener síntomas que le incomoden lo suficiente como para estar motivada para realizar cambios, pero sin rebasar el punto en donde ya sus malestares no le permiten atender las indicaciones de su psicólogo psicoterapeuta. Por encima de este límite es recomendable valorar un apoyo farmacológico complementario a la terapia».

Psicólogo de Cabecera