5
(3)

Cuando estamos cerca de recordar un nombre o una palabra en general, pero no somos capaces de acceder a esa información, solemos decir: lo tengo en la punta de la lengua. Es posible que te hayas preguntado alguna vez por qué razón se produce este fenómeno. Te habrá sucedido en alguna ocasión, que al querer recordar el nombre de un actor, o de un deportista, tienes la certeza de que conoces su nombre pero no eres capaz de decirlo en voz alta. Probablemente te vendrá a la cabeza: ¿Es Paul?, ¿Jack?, sabes que no es ninguno de ellos pero tienes la sensación de que estás cerca. Puedes recordar la última película en la que lo viste actuar, su cara, y de repente: ¡Pitt, Brad Pitt!.

 

Un experimento

El fenómeno de tenerlo en la punta de la lengua se repite con cierta frecuencia en la vida de cualquier persona y a veces tardamos unas horas, a veces días y a veces nunca llegamos a recordar lo que buscamos. En un experimento realizado con 56 estudiantes universitarios, se les leyeron 49 definiciones de palabras bastante raras (ábside, nepotismo…) y se les pidió que indicaran de qué palabra se trataba. Aparecieron 360 fenómenos de tenerlo en la punta de la lengua. Una definición era: “un instrumento de navegación usado en la medición de distancias angulares, especialmente la altitud del sol, la luna y las estrellas”. Los participantes pensaron en: telescopio, astrolabio, brújula o transportador, parecidas en significado, o también en éstas otras: sexteto, secante y sexta, parecidas al sonido de la palabra. La palabra en cuestión era sextante.

También te puede interesar:
Taquicardia por ansiedad

En otro experimento presentaban, también a estudiantes, caras de personas famosas. La forma de recuerdo más común era primero recordar la profesión, después la última vez que la habían visto, la primera letra del apellido, el número de sílabas de su nombre y por último un nombre de sonido similar al que finalmente solían recordar.

 

 

De éstos experimentos sobre tenerlo en la punta de la lengua, se deriva la siguiente conclusión: recordamos por el significado de la palabra pero también por el aspecto y el sonido de ésta.

 

punta de la lengua psicologia

 

Tenerlo en la punta de la lengua no es malo

Hay personas que cuando les ocurre este fenómeno con cierta frecuencia, se preocupan al pensar que están perdiendo facultades o que están comenzando un proceso de demenciación, incluso que están perdiendo la capacidad para controlar su voluntad adecuadamente. Bueno, pues nada más lejos de la realidad.

La ansiedad es un factor que puede facilitar el fenómeno de tenerlo en la punta de la lengua. Cuando es necesario recordar algo y se vive con angustia no poder hacerlo, es relativamente común que bloqueemos el acceso a la memoria con pensamientos del tipo: “¿Cómo era?, ¡No es posible que se me olvide!, ¡Tengo que recordarlo!”. Quizás el mejor consejo en esos momentos sea olvidar temporalmente el motivo de la preocupación para, pasados unos minutos, retomar el hilo más tranquilamente.

 

 

Recomendaciones

Unas buenas recomendaciones para mejorar su memoria: lo primero, algo evidente pero no por ello menos importante, para recordar algo hay que prestar atención. Para recordar algo a corto plazo, se pueden realizar repeticiones y fraccionamientos de la información para que se almacenen mejor los datos. Para memorizar a largo plazo, cuanto más significado tenga lo que queremos guardar en la mente, o cuantas más asociaciones se puedan establecer con otras informaciones, mejor se recordará. Piensa en reglas que probablemente aprendiste hace años como: “la semana es más pequeña, va antes del mes”, que le sirvió para saber que se dice: “se me cayó” y no “me se cayó”.

También te puede interesar:
Una técnica para que la opinión de los demás nos dañe menos

En la vida cotidiana puede utilizar los siguientes “trucos” para mejorar su memoria: escríbete notas y déjalas en sitios visibles. Apunta tus citas y compromisos en una agenda y compruébala cada mañana. Cámbiate el anillo de dedo, cambia el reloj de mano para facilitar el recuerdo. Intenta a lo largo del día hacer un repaso a la lista de cosas para hacer, intentando recordarlas antes de mirar el papel.

 

¿De cuánta utilidad te ha parecido este contenido?

¡Haz clic en una estrella para puntuar!

Promedio de puntuación 5 / 5. Recuento de votos: 3

Hasta ahora, ¡no hay votos!. Sé el primero en puntuar este contenido.

Protocolo para evitar contagios en el centro

Pincha en el enlace para conocer como influye el coronavirus en las sesiones de terapia.

Conoce nuestro protocolo