5
(2)

El análisis de whatsapp son imprescindibles muchos procedimientos judiciales. En estos días se ha condenado a un chico por violación, y la prueba de cargo principal ha sido una conversación de whatsapp. Ha sido necesario aportar conversaciones mantenidas entre el agresor y la víctima para poder demostrar la existencia de acto.

La intimidad en la que se producen ciertos actos, dificulta a menudo encontrar una prueba que ayude a determinar si ciertos hechos, han ocurrido y de qué modo. Hoy, gracias a las conversaciones que mantenemos por whatsapp tenemos un backup de ideas, conversaciones, miedos, recordatorios, vivencias, y por supuesto agresiones que pueden ser relevantes en procesos judiciales.

 

El caso de Mireia y Martí

 

El whatsapp como prueba en una violación. El caso que trae a los medios generalistas este tema es el de Martí y Mireia, jóvenes de 19 y 20 años, cuando ocurrieron los hechos, y que tras 3 años de demora acaba de sentenciarse la culpabilidad del chico de un acto de violación. La Audiencia de Girona ha condenado a Martí a nueve años y medio de cárcel por una agresión sexual consumada y otra como tentativa, además del pago de 15.000 euros a la víctima. La audiencia concluye que la conversación de Whatsapp, “corrobora de forma diáfana” el relato de la víctima.

Jesus García, periodista del País publica: -Martí y Mireia “mantenían una estrecha relación de amistad y confianza”, según admitieron los dos. La chica se quedó a dormir en su casa. Por eso no vio nada raro en el hecho de que el joven cerrara la puerta con llave. Por eso no le importó que se ofreciera a cargarle el móvil. Aquella relación forjada verano a verano se quebró de golpe cuando Martí apareció en calzoncillos en la habitación de invitados, se tumbó en la cama junto a la chica y empezó a besarla en el cuello, a tocarle violentamente los pechos, a acariciarle la vulva. Martí la giró bruscamente, le apretó la cara contra el colchón y le inmovilizó los brazos mientras intentaba separarle las piernas. La resistencia de ella le hizo parar y se puso a dormir. Mireia se quedó inmóvil. Se sentía, según declaró, “bloqueada” y “atrapada” al recordar que las llaves estaban puestas.-

 

whatsapp como prueba en una violación

 

En ocasiones es suficiente la existencia de una conversación y su certificación informática para que se pueda aportar a un juicio. Los argumentos en este caso los aporta el abogado. Sin embargo lo habitual es que sea necesario añadir un informe sobre las conversaciones para facilitar al juez el entendimiento de los chats. Hay que analizar frases, contexto, intenciones probables, y paralenguaje. Se valora el tipo de relación, conexión afectiva, si existe… Tanto para la valorar los argumentos de la víctima o el supuesto agresor sexual.

 

 

¿De cuánta utilidad te ha parecido este contenido?

¡Haz clic en una estrella para puntuar!

Promedio de puntuación 5 / 5. Recuento de votos: 2

Hasta ahora, ¡no hay votos!. Sé el primero en puntuar este contenido.

Ya que has encontrado útil este contenido...

¡Síguenos en redes!

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies

Tratamiento digital del ataque de pánico

Dispones de un BOTÓN DEL PÁNICO para hacer frente a una crisis de ansiedad.

Recibe ayuda gratuita para tratar las crisis de ansiedad y evitar que se produzcan

Inicia la herramienta