5
(1)

Los fármacos estabilizadores del ánimo, son aquellos que están indicados para evitar variaciones intensas entre la apatía y la energía intensa. El trastorno bipolar es su principal objetivo, aunque existen otros problemas que puedan hacer útiles este tipo de fámacos.

El litio puede ser muy eficaz para regular las fluctuaciones de ánimo que son típicas de la ciclotimia y el trastorno bipolar. Su uso debe ser cuidadosamente vigilado porque un pequeño cambio puede tornar una dosis eficaz en una dosis tóxica. Sin embargo, el litio no se debe usar si la persona tiene una enfermedad de la tiroides o el hígado, si padece del corazón o si sufre de epilepsia. Afortunadamente, se han encontrado otros medicamentos que ayudan a controlar las fluctuaciones en el estado de ánimo. Entre estos hay anticonvulsivantes que controlan el ánimo: la carbamacepina (Tegretol®), el ácido valproico (Depakine®), la lamotrigina (Lamictal®), la gabapentina (Neurontin®), el topiramato (topamax® ). Estos fármacos se recetan también para favorecer el tratamiento de personas con trastornos con descontrol de los impulsos (compras compulsivas, algunos tipos de alcoholismo y drogadicción…)

 

Litio y “Antiepilépticos/estabilizadores”

 

La mayoría de las personas que sufren del trastorno bipolar toman más de un medicamento. Además del litio y/o un antiepilético, a menudo toman otro medicamento para aliviar los síntomas de agitación, ansiedad, insomnio o depresión. Algunos estudios indican que cuando un antidepresivo se toma sin tomar otro medicamento que estabilice el estado de ánimo, se aumenta el riesgo de que se induzca un estado de manía o de hipomanía. También hay un riesgo mayor de que la persona desarrolle un trastorno bipolar de ciclo rápido. Es de vital importancia para el paciente encontrar la mejor combinación posible de estos medicamentos y esto requiere una vigilancia muy de cerca por parte de los profesionales de la salud involucrados en el tratamiento.

 

estabilizador del ánimo

 

Consejos para pacientes en tratamiento con litio

  1. Tomar la medicación todos los días
  2. No interrumpir el tratamiento salvo por prescripción
  3. Realizar las analíticas solicitadas por el médico
  4. No reducir la cantidad de sal en las comidas
  5. Consultar a su médico o, en su ausencia, reducir temporalmente la dosis de litio en los siguientes casos:
    • diarrea intensa
    • vómitos frecuentes
    • deshidratación
    • fiebre elevada

No tomar los siguientes medicamentos sin antes consultar a su médico

  • Diuréticos (medicamentos utilizados para problemas circulatorios, edemas, retención de líquidos…)
  • Analgésicos (medicamentos utilizados para el tratamiento del dolor)
  • Antiinflamatorios no esteroideos (medicamentos utilizados para diversos tipos de inflamaciones. En ocasiones utilizados como antigripales)

¿De cuánta utilidad te ha parecido este contenido?

¡Haz clic en una estrella para puntuar!

Promedio de puntuación 5 / 5. Recuento de votos: 1

Hasta ahora, ¡no hay votos!. Sé el primero en puntuar este contenido.

Ya que has encontrado útil este contenido...

¡Síguenos en redes!

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies

Tratamiento digital del ataque de pánico

Dispones de un BOTÓN DEL PÁNICO para hacer frente a una crisis de ansiedad.

Recibe ayuda gratuita para tratar las crisis de ansiedad y evitar que se produzcan

Inicia la herramienta