5
(1)

¿Cuándo beber alcohol puede convertirse en un problema? Hace falta beber en un parque a las diez de la mañana para considerar que alguien es alcohólico? Tal vez sí, o tal vez no.

Hay una escala que define la gravedad de los problemas con la bebida de alguien. Se inicia en un nivel mucho más bajo de lo que la mayoría de nosotros piensa. Si usted comparte una botella de vino con su pareja cada noche o se va de cañas con sus compañeros de trabajo cuando acaban, es posible que esté bebiendo demasiado. Si alguno de estos hábitos corresponde al suyo, posiblemente esté consumiendo  5 ó más unidades de alcohol por día.

 

¿Una bebida, a cuántas unidades de alcohol corresponde? ¿alcoholismo?

Vamos a valorar cuánto es beber demasiado, y qué es razonable beber de forma cotidiana:

 

Equivalencia, en unidades de alcohol de algunas bebidas

Tipo de bebida

Volumen aproximado

N.º unidades de bebida

1 vaso pequeño de vino

100-125 ml. 1

1 quinto o caña de cerveza

200-250 ml. 1

1 copa de jerez

60 ml. 1

1 «carajillo» (café + licor)

25 ml. (de destilado) 1

1/2 whisky

35 ml. 1

1 copa de cava

100-125 ml. 1

1 tercio o lata de cerveza

333 ml. 1,5

1 copa de coñac

50 ml. 2

1 combinado

70 ml. (de destilado) 2

1 litrona de cerveza

1.000 ml 5

1 botella de vino

750 ml 7,5

Fuente: Problemas de alcohol en el ámbito laboral, Fundación de Ayuda contra la Drogadicción, 1998.

Según la cantidad de alcohol que se bebe, podemos clasificar a los consumidores en (datos referidos a varones) bebedor:

  • Prudente: menos de 21 unidades/semana;
  • Moderado: de 21 a 35 unidades/semana;
  • Excesivo: de 35 a 50 unidades/semana;
  • Alto riesgo de alcoholismo: más de 50 unidades/semana.

Los efectos del alcohol dependen de las cantidades presentes en sangre en cada momento. No deberían superarse las 3 unidades/día en el hombre y las 2 unidades/día en la mujer. Fuente: guía sanitaria de la seguridad social

Por lo general,  el hígado tardará alrededor de una hora en procesar una unidad de alcohol, así que si bebe una botella de vino en una noche de viernes tardará por lo menos 9 horas en procesar completamente lo que ha ingerido. Es recomendable no beber, al menos 2 días por semana.

El enfado, es una emoción que en algún momento todos podemos sentir. Unir el alcohol a la ira puede ser una forma peligrosa de manejar el malestar. El alcohol tiende a desinhibir y aumenta los sentimientos de ira, la violencia y otros conductas destructivas. Las personas que utilizan el alcohol para manejar la ira tienden a perder el control sobre la emoción que intentan aplacar. Trabajar con un psicólogo clínico puede ayudar a descubrir las causas de la ira y encontrar al mismo tiempo maneras para manejar esos estados de ánimo sin abusar del alcohol.

¿Por qué me enfado?

 

El enfado suele ser consecuencia de haber percibido una injusticia, de que se haya roto una norma importante, de que no se haya dado importancia suficiente a alguna cuestión, por falta de reconocimiento… El enfado se desborda al llegar al máximo nivel de tolerancia de la persona. En ocasiones la ira puede aparecer también ante situaciones en las que nos sintamos atacados, no sólo como una forma de defensa, sino también para evitar que nos acusen o incluso de que no nos pillen.

Estar enfadado de manera crónica puede precipitar amenazas y agresiones físicas, puede producir sentimientos de inutilidad, desesperanza y depresión en la persona que los experimenta. En algunos casos puede generar incluso conductas suicidas. Problemas con el alcohol.

 

Problemas con el alcohol: enfado

 

Problemas con el alcohol: el alcohol es un depresor del sistema nervioso central. Esto significa que es una sustancia que enlentece las respuestas del organismo, incluyendo el ritmo cardíaco. Por esta razón si se bebe lo suficiente se puede perder la conciencia o quedarse dormido. Debido a la inhibición de las conexiones nerviosas en la zona del lóbulo frontal, el alcohol también reduce la vergüenza y algunas normas sociales.

Si habitualmente uno no dice cosas que puedan molestar a los demás, frenándose aunque por dentro se esté mal, al tomar alcohol se eliminarán los frenos personales haciendo más fácil la explosión y la expresión de los enfados que anteriormente no se habían compartido. Si el sentimiento de enfado es muy elevado y la situación es favorable para pelear, de nuevo es más sencillo desinhibirse y acabar peleando verbal o físicamente. Existe una relación muy directa, por ejemplo, entre los casos de violencia doméstica y el consumo de alcohol. Por tanto el alcohol tiende a producir un efecto lupa sobre las emociones.

 

¿Cómo el apoyo psicológico ayuda a resolver problemas con el alcohol?

 

En muchos casos, nos enojamos porque nuestros niveles de ansiedad o estrés son demasiado altos. Un psicólogo clínico puede ayudar a entender las razones por las que bebe alcohol. Si bien no hay nada malo en beber de vez en cuando, puede ser problemático si el alcohol se utiliza como un mecanismo para gestionar los sentimientos de malestar o ira.

Un psicólogo puede ayudar a aprender habilidades de afrontamiento adecuadas para las situaciones emocionales difíciles o desafiantes. Un psicologo clinico puede ayudarte a aprender a identificar rápidamente las señales que indican que usted está estresado o enfadado. Problemas con el alcohol

Si tú o alguien que conoces está teniendo problemas con el alcohol y las explosiones de ira, busca un psicólogo clínico, puede ser capaz de ayudarte. Puedes aprender técnicas de manejo de la ira y el estrés, mejorar tus habilidades de comunicación entre otras cosas.

¿De cuánta utilidad te ha parecido este contenido?

¡Haz clic en una estrella para puntuar!

Promedio de puntuación 5 / 5. Recuento de votos: 1

Hasta ahora, ¡no hay votos!. Sé el primero en puntuar este contenido.

Ya que has encontrado útil este contenido...

¡Síguenos en redes!

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies

Tratamiento digital del ataque de pánico

Dispones de un BOTÓN DEL PÁNICO para hacer frente a una crisis de ansiedad.

Recibe ayuda gratuita para tratar las crisis de ansiedad y evitar que se produzcan

Inicia la herramienta