0
(0)

Cuando recurrimos a lo que se ha llamado Doctor Google, podemos encontrar información filtrada por el buscador basada en las palabras que hemos escrito, no en el nivel de angustia o miedo que tenemos. Así que podemos leer diez causas posibles del síntoma que nos preocupa, aunque en realidad lo normal es que si estamos asustados solo nos llamará la atención aquellas explicaciones que sean potencialmente más graves. Las que son triviales no necesitamos comprobar si son ciertas, pero las graves nos alertan. Resumamos las principales razones por las que es peligroso consultar síntomas por internet.

Qué decir que no se haya dicho sobre el beneficio que produce internet sobre el conocimiento y la capacidad para conectarnos. Yo escribo desde hace años para intentar llegar a la mayor cantidad posible de personas. Pretendo divulgar y ayudar a identificar problemas y sus posibles soluciones. A veces los visitantes de PsicologodeCabecera.com llegan consultando algún problema que padecen, otras por conocer y aprender, otras por referencias…

 

Necesidad de certezas y calma

Las personas que van buscando una solución a sus malestares suelen usar google para encontrar sitios en donde se resuelva su malestar. Ponen palabras relacionadas y “¡vualá!” cientos de páginas hablan sobre ese mismo tema. Quizás centrándonos en el tema que nos ocupa, podemos valorar algunos peligros de buscar información sobre salud (mental o física)desde el padecimiento y desde las emociones que habitualmente se asocian a él.

A priori el conocimiento no es malo pero cuando la persona que se acerca a google para descartar un problema, no para informarse sin más, tiene muchas posibilidades de filtrar mal la información que recibellegando incluso a distorsionarla. No es lo mismo buscar casas de cuatro habitaciones en la zona, que mirar el significado de un dolor en el pecho. Normalmente la casa ilusiona y entretiene ver sus características. Los síntomas de una posible enfermedad no son tan agradables, sobre todo para personas asustadas por la posibilidad de tener tumores, enfermedades contagiosas, infartos…

 

 

El doctor google puede ser malo porque:

  • Las fuentes pueden ser poco fiables. En intentar puede escribir cualquiera, gente que buena formación teórica y practica, estudiantes, aficionados, usuarios de un servicio… No todos tienen la misma capacidad para informar sobre determinados síntomas o trastornos. Por tanto es fundamental buscar algún tipo de validación o certificación para darle credibilidad a lo que leemos. No es lo mismo que un artículo que habla del colesterol esté publicado por un centro de estética que por la sociedad española de cardiología. En ambos puede recogerse información interesante pero probablemente sea más fiable la segunda.
  • No olvidemos que determinadas informaciones están muy ligadas a la fecha en la que se publica. Es importante tenerlo en cuenta cuando se buscan determinados datos.
  • Buscar opiniones de otras personas que pueden estar pasando lo mismo que nosotros, y que informan sobre su experiencia con fármacos, terapias… Algo que es muy útil para buscar hoteles o viajes es bastante peligroso hacerlo cuando buscamos síntomas o enfermedades de otras personas. Centrarse en opiniones de otras personas sin tener en cuenta que no siempre puede generalizarse el beneficio o los efectos secundarios, en otras personas es peligroso. Quien lo escribe probablemente lo hace desde su visión honesta pero los efectos positivos y negativos, e incluso las interacciones de fármacos o de terapias, no son siempre extrapolables a todo el mundo. Es mucho mejor consultar páginas de profesionales donde se pueda averiguar qué criterios tiene y si encajan con lo que estamos buscando.
    Es fácil empatizar y ver el paralelismo con las vivencias de otros, especialmente cuando estamos asustados por algún síntoma físico o emocional.

 

Comparar sensaciones con otras personas

 

  • Falta de criterio para interpretar los datos, especialmente cuando tienen un formato muy técnico. La información que proviene de revistas para profesionales de la salud da mayor credibilidad a la información pero no siempre se entienden bien todos los conceptos expuestos. Es fácil quedarnos solo con retazos de lo que nos cuentan, que por cierto con frecuencia son los que suenan más amenazantes y próximos a nuestro temor.
  • Al recibir información específica sobre un trastorno, podemos ser capaces de crear un criterio propio que aunque no suele tener tanta validez y amplitud para juzgar lo que nos pasa favorece el diálogo con el profesional. Lo malo es que también puede genera desconfianza hacia el profesional que elegimos para que nos diagnostique o nos trate, retrasando o complicando las soluciones necesarias para volver a estar bien.

 

doctor google

 

Doctor google y la hipocondria

Si lo que estoy buscando es información sobre un dolor en un costado podemos leer sobre contracturas, sobre contusiones, sobre fisuras musculares, pero también podemos leer sobre dolores pre-infarto, tumores cancerígenos y demás enfermedades graves. Cuando queremos calmarnos y descartar miedos, lo normal es que ya no veamos nada más que las palabras infarto y cáncer. Por lo que el nivel de malestar crecerá y la sensación subjetiva de temor también.

Según Google trends, servicio que ofrece google para valorar las tendencias de búsqueda en internet, El 40% de la información que buscamos en Internet sobre salud se refiere a algún tipo de enfermedad. Las enfermedades más buscadas son: cáncer, gripe, diabetes, diarrea, alergia, depresión, alzheimer, sida, anorexia y Parkinson. Por otro lado, según red.es, entidad adscrita al ministerio de industria energía y turismo de España,  el 29,9% de los ciudadanos utiliza Internet como fuente de información en el ámbito sanitario. El resto de alternativas son los médicos, los farmacéuticos, medios de comunicación y las personas cercanas.

Por tanto googlear enfermedades es un nuevo hábito que desde luego no va a ir a menos, en todo caso aún irá a más. Tener en cuenta los peligros de consultar síntomas por internet nos ayudará a saber interpretar mejor lo que encontramos.

¿De cuánta utilidad te ha parecido este contenido?

¡Haz clic en una estrella para puntuar!

Promedio de puntuación 0 / 5. Recuento de votos: 0

Hasta ahora, ¡no hay votos!. Sé el primero en puntuar este contenido.

Ya que has encontrado útil este contenido...

¡Síguenos en redes!

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies

Tratamiento digital del ataque de pánico

Dispones de un BOTÓN DEL PÁNICO para hacer frente a una crisis de ansiedad.

Recibe ayuda gratuita para tratar las crisis de ansiedad y evitar que se produzcan

Inicia la herramienta