5
(1)

La anorexia nerviosa es un trastorno alimentario que tiene normalmente su inicio en la adolescencia, y afecta mayoritariamente a niñas más a que a niños. Pueden aparecer los primeros síntomas entre los 8 y 10 años. La anorexia a menudo puede seguir su evolución en la edad adulta (tanto hombres como mujeres). Quienes sufren de anorexia se obsesionan con perder peso y estar delgados. Las personas con anorexia tienen una imagen distorsionada de su esquema corporal y sienten que siempre tienen  exceso de peso, llegando incluso a bajar muy por debajo del peso realmente saludable. Aquellos que sufren de anorexia tienen a menudo tendencia a tener un peso bajo. Quien sufre anorexia a menudo utiliza la comida y el peso como una forma de manejar sus problemas emocionales internos.

 

Características de la anorexia nerviosa.

Conocer los signos que pueden indicar la existencia de una anorexia, Puede ayudar a la detección precoz en uno mismo o en alguien cercano a usted.  Las señales emocionales o psicológicas propias de la anorexia son:

  • Atención excesiva al peso corporal y la apariencia física,
  • Profundo temor a engordar,
  • Intenso deseo de estar delgado (a menudo con efectos adversos),
  • Creencia de que se tiene sobrepeso, aun cuando objetivamente se esté por debajo de lo normal,
  • No querer comer,
  • Evitar los alimentos altos en calorías,
  • Tendencia exagerada a hacer ejercicio,
  • Uso de la báscula constante para chequear la evolución del peso,
  • Negar el hecho de tener hambre,
  • Sentimientos depresivos,
  • Irritabilidad,
  • Los signos físicos comunes de la anorexia incluyen:
    • El bajo peso corporal o la pérdida de peso significativa.
    • Aparición de vello corporal fino (lanugo) en la cara o el cuerpo.
    • Pérdida de pelo (cabeza).
    • Pelo y uñas quebradizas.
    • Piel seca y amarillenta.
    • Ciclos menstruales irregulares o ausentes.
    • Hipersensibilidad al frío.
También te puede interesar:
Síndrome del impostor

anorexia nerviosa

 

¿Cuáles son las causas de la anorexia nerviosa?

No existe una única causa de la anorexia nerviosa, son una combinación de varios factores los que entran en juego en la aparición de la anorexia y de otros trastornos alimentarios. Generalmente se cree que contribuyen al desarrollo de trastornos de la conducta alimentaria la suma de los siguientes aspectos:

  • Una experiencia traumática o de abuso (que puede ser física, emocional o sexual).
  • La importancia de la valoración social con respecto a la imagen corporal (deseabilidad social elevada, presión del grupo de referencia…)
  • El dolor causado por la muerte de alguien cercano.
  • El tipo de relación con la familia o amigos.
  • Niveles altos de estrés diario.
  • Incapacidad para hacer frente a las emociones intensas.
  • Sensación de  vida fuera de control.
  • Niveles altos de perfeccionismo.
  • Un desequilibrio químico en el cerebro.

Opciones de tratamiento para la anorexia nerviosa

El tratamiento de la anorexia puede ser difícil debido a que frecuentemente no hay conciencia de enfermedad. Sin embargo, cualquier persona que sufre anorexia u otro desorden alimenticio necesita apoyo y tratamiento. Un freno para iniciar  un  tratamiento es el temor a verse obligado a comer, o que alguien imponga una dieta. La anorexia a menudo conduce a dificultades en las relaciones de larga duración en la medida en que se tratan de ocultar a sí mismos y a su mundo el problema de alimentación.

Existen diferentes áreas que hay que abordar en el tratamiento de la anorexia: abordaje psicológico y psiquiátrico, el asesoramiento nutricional y en casos graves la hospitalización. Por lo general las personas con anorexia necesitan ayuda para cambiar no sólo sus hábitos alimenticios, sino también las cuestiones de fondo que afectaron a los hábitos alimenticios y a la imagen corporal.

También te puede interesar:
FOMO: miedo a perderse algo

 

 

En azor & asociados somos especialistas en temas de salud de la mujer y de los trastornos de la conducta alimentaria. Adoptamos un enfoque integrador, tratamos los problemas que con frecuencia  incluyen el desorden alimentario:  la confianza en uno mismo , los niveles de autoestima, y los antecedentes y precipitantes de los sentimientos y conductas de descontrol hacia la comida.

El psicólogo clínico  sirve de guía y apoyo para encontrar mejores maneras de manejar la alimentación y la salud en general. Hay que tener en cuenta que en las ocasiones en las que el peso de un anoréxico es demasiado bajo y/o existen conductas restrictivas que ponen en riesgo la salud del paciente, puede ser necesario un período de ingreso en una unidad hospitalaria especializada para estabilizar los hábitos alimenticios y los valores normales bioquímicos. Es habitual unificar el apoyo clínico del médico de cabecera, el dietista, el psicólogo y el psiquiatra.

 

 

 

¿De cuánta utilidad te ha parecido este contenido?

¡Haz clic en una estrella para puntuar!

Promedio de puntuación 5 / 5. Recuento de votos: 1

Hasta ahora, ¡no hay votos!. Sé el primero en puntuar este contenido.

Ya que has encontrado útil este contenido...

¡Sígueme en los medios sociales!

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies

Protocolo para evitar contagios en el centro

Pincha en el enlace para conocer como influye el coronavirus en las sesiones de terapia.

Conoce nuestro protocolo