Cuando alguien me plantea que tiene ansiedad cada día a la misma hora, lo hace entre incrédulo y avergonzado: «debo estar loco», «deben ser cosas mías»

Según el tipo de alerta que despierte la ansiedad en cada persona. Así se producirán síntomas más o menos intensos y llamativos. Hay quien reacciona de manera muy física, y hay quien lo hace de manera más emocional, los patrones de la ansiedad pueden variar de unas personas a otras.

Sabemos que la ansiedad es una respuesta generada de manera natural y sana. La produce nuestro cerebro y se manifiesta por todo nuestro cuerpo para prepararnos ante algo: golpear una pelota jugando al fútbol, reaccionando rápidamente cuando algo se nos cae algo de una bandeja, ante una frenada brusca del coche que llevamos delante, ante la posibilidad de un despido laboral, ante una opinión o una crítica sobre cómo educo a mi hijo… Por medio de la ansiedad somos capaces de movilizar todos nuestros recursos para conseguir resolver lo que consideramos importante. Digamos que la ansiedad es un acelerador de soluciones.

la ansiedad es un acelerador de soluciones.

Estar ansioso potencia la concentración, nos da fuerza, nos hace más rápidos y activos, aumentando la probabilidad de conseguir lo que nos proponemos. Tantos beneficios derivados de la ansiedad hace que sea difícil no abusar de ella buscando soluciones constantemente. El problema aparece cuando la ansiedad se hace constante porque todo el tiempo estamos buscando resolver nuestras necesidades por medio de ella. Puede hacer que no seamos capaces de afrontar el día a día sin usar su ayuda para que todo esté como queremos. En estos casos ya hablamos de ansiedad bloqueante o patológica en donde pueden empezar a percibirse sus síntomas como algo incómodo e incluso insoportable. Cuando las respuestas físicas de la ansiedad como el mareo, la inestabilidad, las taquicardias, el calor o las náuseas se instalan en la vida de una persona, en vez de ayudar a estar mejor, paralizan.

Entonces ¿Es posible tener ansiedad todos los días a la misma hora?Efectivamente la ansiedad puede tener un patrón horario. Hay personas que sienten más alerta a una hora del día que en otras. La razón se debe normalmente al contexto y a los pensamientos anticipatorios sobre lo que va a venir después.

Cuando se tiene miedo a que la ansiedad se desborde pudiendo producir desmayos, mareos… la persona suele anticiparse a lo que pasará. Cuando los hábitos hacen que normalmente a una misma hora se esté en el en un lugar público, o haciendo ejercicio, por ejemplo, puede hacer que esos contextos generen mayor alerta y por tanto más angustia. Otra causa por la que se produce ansiedad a la misma hora es que según el momento del día, podemos percibir que hay más o menos temas por resolver. La mañana suele ser un momento en el que hay que resolver muchos retos, hay un día por delante para hacer cosas que resuelvan todo lo que esté pendiente. la tarde o la noche puede ser un momento menos inquietante puesto que queda menos por hacer. Depende de la percepción de cada uno así se convierte en calmante o tranquilizante un momento.

 Los psicólogos clínicos enseñamos estrategias para conseguir estar bien, y esto a veces incluye aprender a no usar siempre la energía que da la ansiedad para resolver cualquier problema. Las personas que sienten gran necesidad de control sobre lo que vendrá tienen más probabilidad de agobiarse. No hace falta que haya situaciones externas que lo justifiquen, la manera de ser es suficiente para que el estrés les desborde. Saber hacer renuncias, gestionar la energía, limitar la presión de los horarios o conseguir reducir los miedos e inseguridades ayudan especialmente a controlar los niveles de malestar.